ENTREVISTA DESDE ESPAÑA

POR EL ESCRITOR MIGUEL ESTEBAN TORREBLANCA (2019)

Fotografía: Malena Díaz®

Fuente: Fondo de Cultura Económico

Miguel Esteban: ¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

José Baroja: Mi nombre es José Baroja. Nací en Valdivia, Chile, en 1983. Egresé como Licenciado en Letras, mención Lingüística y Literatura Hispánica y Magíster Letras, mención Literatura de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Si bien durante mucho tiempo trabajé casi exclusivamente como profesor, exigencias económicas de por medio, la verdad es que mi amor por la creación literaria pudo mucho más que el ego y el prestigio de la Academia. Por ello, me resolví, desilusionado del mundo de la docencia universitaria, comenzar una serie de viajes que me han traído hasta aquí. Actualmente estoy radicado en México, yendo de un lado a otro en este hermoso y contradictorio país, mientras me dedico casi por completo a la actividad literaria. Cuestión que incluye además de mi producción como escritor charlas, entrevistas, visitas a escuelas, cuentacuentos, etc. Aunque es muy difícil vivir solo de las letras, intento que cada trabajo remunerado que consigo, tenga algún punto de contacto con la literatura. Por cierto, siempre dispuesto a sumarme a nuevos proyectos.

Miguel Esteban: ¿Cuáles fueron sus primeras lecturas poéticas y qué autores le influyeron?

José Baroja: Mis primeras lecturas se las debo a la biblioteca de mi padre. En especial a su afición por juntar libros de distinta índole. Mis primeras letras fueron entre la Biblia y Julio Verne generando un curioso paradigma a muy corta edad. Ya en la adolescencia, enamoradísimo de una chava de mi curso de secundaria, gracias a mi madre apareció Gustavo Adolfo Bécquer y mi absurdo intento por disfrazarme de poeta del Romanticismo tardío. No obstante, ello me llevaría a Baudelaire, a Óscar Wilde y su Retrato de Dorian Gray y a mi escritor predilecto: Jorge Luis Borges. Si he de hablar de influencias, estos tres últimos son los más importantes tanto en mi narrativa como en mi lírica.

Miguel Esteban: ¿Cómo definiría a su poesía?

José Baroja: Mi poesía, solo ante la obligación de definirla, la catalogaría como visceral y profundamente irónica, incluso satírica. Mi narrativa también bebe de aquello. En ambos casos privilegio un lenguaje simple, capaz de ser entendidos por todos, pero con un trasfondo que exige cierto acerbo cultural.

Miguel Esteban: ¿Cree que el poeta “evoluciona” en su escritura? ¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?

José Baroja: Sin duda. Borges decía que uno debe enorgullecerse de lo que ha leído más que de lo que ha escrito. Obviamente cada lectura te cambia, y no solo hablo de libros. Cada nueva lectura del mundo te lleva a un lugar distinto. En consecuencia, el poeta evoluciona e involuciona en un ir y venir que bien asemeja el oleaje del mal.

Miguel Esteban: ¿Cómo siente que un poema está terminado y cómo lo corrige?

José Baroja: Nunca siento que un texto esté completamente terminado. Una y otra vez releo, preferentemente en voz alta, hasta que cierto cansancio me lleva a enviarlo al editor, quien decidirá si se publica o no. No obstante, eventualmente lo retomaré sabiendo de antemano que aún puede trabajarse. Pienso que ningún libro está realmente terminado.

Miguel Esteban: ¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

José Baroja: La trascendencia. Algunos lo piensan en términos de familia. Yo quiero ir más allá de mi apellido. Trascender.

Miguel Esteban: ¿Qué lugar ocupa, para un poeta como usted, las lecturas en vivo?

José Baroja: Siempre creí que eran importantes, pero cuando descubro los bostezos, las caras de cansancio y el poco interés de la mayoría de escuchar a sus pares en letras, me pregunto si no es solo un acto para exhibir en vitrina el propio ego. Qué grandioso soy, porque leí aquí o allá. En tal sentido, el último tiempo he optado por leer solo poemas que “despierten” a la audiencia, en todo el sentido de la palabra. Pienso que si efectivamente es un espacio que solo sirve para la vanagloria, mejor volvamos a la escritura o a la improvisada plaza pública.

Miguel Esteban: ¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, blogs, etc.?

José Baroja: Yo amo el papel. No obstante, estoy completamente a favor de utilizar todos los medios existentes para la difusión de la literatura.

Miguel Esteban: ¿Podría recomendarnos un poema de otro autor que le haya gustado mucho?

José Baroja: “El poeta de mundo” de Balam Rodrigo. En realidad, recomendaría todo el bestiario de poetas sobre el que escribe ese grandioso y crítico ser humano.

Miguel Esteban: ¿Qué libro está leyendo en la actualidad?

José Baroja: «De la Finitud» de Günter Grass.

Miguel Esteban: ¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este camino de la poesía?

José Baroja: Que lea, que lea todo lo que llegue a sus manos. Que escuche, que escuche todas las historias que son posibles de escuchar. Así se asegurará de vivir muchas vidas en una sola. Ah, y por sobre todo, que mantenga sus letras honestas y que siempre tenga a alguien cerca que le diga directamente si se ha convertido en un arrogante o en un lameculos. Los amigos no tienen precio.

Miguel Esteban: ¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

José Baroja: Como una madeja de lana a la que es difícil encontrarle la punta. Un mercado omnipresente imponiéndose al sentido común, e incluso creando la ilusión de que escribir literatura es una tarea que cualquiera puede hacer. A veces, sin siquiera haber tomado un libro.

Miguel Esteban: ¿Qué libros ha publicado?

José Baroja: A la fecha he publicado los siguientes libros de cuentos:

El hombre del terrón de azúcar y otros cuentos, reeditado el 2018 por Ediciones Escaparate, en Chile

Un hijo de perra y otros cuentos, adaptado al formato de audiolibro en México por Audacia Audiolibros, en México

En memoria del alma de Don Trementino Marabunta y otros cuentos, reeditado el 2018 por Ediciones Escaparate, en Chile

El curioso caso de la sombra que murió como un recuerdo y otros cuentos, publicado por Ediciones Oblicuas en Barcelona, España

Historia de dos hombres que se extraviaron en el olvido y otros relatos, de la editorial Claudàtor, en Barcelona, España

Cuentos Reunidos –Antología Breve, de Editorial Equinoxio. enArgentina

Cuentos de un escritor trasnochado, que será publicado próximamente por Editorial El Punto Táctil en Argentina y que tiene la particular de estar escrito en braille

A lo anterior sumo dos libros de poemas

Sonatas

Mi último invierno, publicado por Editorial Equinoxio en Mendoza, Argentina.

Espero antes del segundo semestre de este 2019, cerrar un acuerdo con Célebre Editorial S. L. de Barcelona para publicar mi primera novela: De las memorias que escondió Gustavo Guarnieri tras el espejo

Miguel Esteban: ¿Cómo es tu vida día a día?

José Baroja: Contradictoria, intensa, inesperada. Amo aquellos días que me sorprenden con un final que ni en mi mejor cuento hubiera podido anticipar. Por supuesto, no hay día en que no escriba y corrija.

Miguel Esteban: ¿Cuál es la pregunta que le gustaría que le hubiera hecho y no se la he hecho?

José Baroja: ¿Qué opinas de la vida? Pues diría que la vida es extraña. Estar vivo lo es. Y que solo por eso, desaprovecharla entre convenciones y prejuicios ya es una idiotez. Si existe algo como el eterno retorno que planteaba Nietzsche, espero hacer lo necesario para que valga la pena repetir cada día hasta el infinito.

https://www.todoliteratura.es/noticia/52179/entrevistas/entrevista-al-escritor-jose-baroja-autor-del-poemario-mi-ultimo-invierno.html